Rebelde, inconscientemente feminista y muy muy forzuda. El célebre personaje de cabello pelirrojo y trenzas puntiagudas fue creado por la escritora sueca Astrid Lindgren en 1945. Su carácter inconformista, verborrea e imaginación supusieron un revuelo en su momento. Hoy, seguramente, sería aún más políticamente incorrecta.

Inolvidable Pippi

Vivía sola en Villa Villekulla, acompañada únicamente por Pequeño Tío (su caballo blanco con lunares negros) y el Señor Nilsson (un mono tití). Era huérfana de madre. Su padre era pirata. Pippi cocinaba crêpes en el suelo, dormía del revés, caminaba hacia atrás, fregaba la casa patinando sobre cepillos atados en los pies y tenía poderes mágicos. Su fuerza era tan tan extraordinaria que podía levantar su caballo con una sola mano. Y poseía un baúl repleto de monedas de oro con las que hacía lo que le daba la santa gana, como comprar chuches hasta hartarse.

¿Quién puede olvidar a semejante personaje? Pippilotta Viktualia Rullgardina Krusmynta Efraimsdotter Långstrump, AKA Pippi Långstrump, Pippi Longstocking, Pippi Calzaslargas (o Mediaslargas en Latinoamérica) era única e irrepetible. Vestía un pichi hecho con retales, botas negras extra-grandes y dos calcetines altos hasta la rodilla, de distintos colores. Pero lo más característico era su cabello pelirrojo, recogido con dos trenzas horizontales. Todo aderezado con dos enormes ojos azules y muchas pequitas.

Pippi vivía según sus propias reglas. Se rebelaba ante todos los convencionalismos y, especialmente, contra los adultos. Tenía un espíritu libre y, sin saberlo, era una feminista nata que no entendía de diferencias entre sexos. Tenía tan solo nueve años; sin embargo, se las ingeniaba perfectamente sola, compartiendo aventuras con sus dos amigos Tommy y Annika.

Pippi Långstrump, 1945

Astrid Lindgren inventó el personaje en 1941 para su hija de siete años, enferma de los pulmones. Dos años más tarde, lo llevó sobre papel. Finalmente, en 1945, su historia resultó ganadora de un concurso literario y la editorial sueca Rabén & Sjögren lo publicó. Las ilustraciones originales fueron de Ingrid Vang Nyman.

El libro vendió millones de copias en todo el mundo y se tradujo a 70 idiomas. En 1969 se llevó a la televisión con una serie de gran éxito. Luego llego todo lo demás: dibujos animados, películas (protagonizadas por Inger Nilsson), merchandising, parque temático en Vimmersby, (al sur de Suecia)…

Parque temático Astrid Lindgrens Värld
Parque temático Astrid Lindgrens Värld

El éxito del contexto

Pippi representaba una visión poco autoritaria de la educación -de hecho, no iba a la escuela-. Cuestionaba la autoridad de los adultos y a veces era un pelín grosera. Sin embargo, su personaje triunfó debido al contexto en el que nació. A finales de la Segunda Guerra Mundial Pippi representó un soplo de alegría para una sociedad decaída, que anhelaba libertad y ficciones amenas que levantaran el ánimo.

Celebración de su aniversario

Este año estaba prevista una gran celebración de su 75º aniversario e una docena de países, pero la Covid-19 lo ha paralizado todo. Entre otros actos, estaba previsto el musical Cirkus Cirkör – Pippi at Cirkus producido por Björn Ulvæus, ex-integrante de ABBA; de momento se ha aplazado hasta verano 2021.

Musical Cirkus Cirkör – Pippi at Cirkus

Asimismo, se han pospuesto indefinidamente los planes de David Heyman, productor de las películas de Harry Potter, que había anunciado el lanzamiento de un nuevo film sobre nuestra querida pelirroja.

De momento seguiremos disfrutando de las reediciones de sus libros

Escrito por:ariadnarousaud.

Deja un comentario