Los premios WIN WIN Sustainability Award promueven que en un futuro todos comamos insectos, algas y residuos alimenticios. Estos galardones nacen con el objetivo de reducir el desperdicio mundial de comida en un 50% para el 2030. La idea de este set de juguetes es familiarizar a los niños con los alimentos venideros.

Jugar con alimentos sostenibles

Los niños apartan sus platos, la mayoría de las veces, cuando saben que para comer hay verduras o algún alimento diferente. Play food from the Future es un conjunto de juguetes, en el que los niños pueden imaginar un amplio mundo de alimentos sostenibles para familiarizarse con estos. Este juego impreso en 3D puede abrir las mentes, tanto de los padres como de los niños, y mejorar sus hábitos sostenibles para un futuro mejor.

El desafío del “factor asco”

Se trata de coloridos juguetes como insectos, algas u otros alimentos nutritivos de origen natural. Tienen un diseño sencillo y muy divertido que llama la atención de los más pequeños. A su vez, puede abrir un debate sobre aquello que puede considerarse comida o no, y todo mediante la imaginación. Es un desafío para las familias, quienes tienen en sus manos una nueva generación que se implique en este reto medioambiental.

Educar en sostenibilidad

La manera de educar de los padres es clave para que sus hijos conozcan otras formas de comer. La actitud y las ganas por enseñar en sostenibilidad puede ayudar a todo el planeta. Como dice Lovisa Raplher, la gerente de Proyectos en el premio WIN WIN, combinar el juego y la imaginación es una manera divertida de «desafiar las actitudes de las personas hacia lo que puede, y lo que no puede ser visto como alimento comestible». 

Desafiar las actitudes de las personas hacia lo que puede, y lo que no puede ser visto como alimento comestible

Lovisa Raplher

El menú de Play food from the Future

Esta es la carta especial para un futuro más sostenible: 

The Algae Ball: De buena mañana, una rica albóndiga de algas. Con un toque diferente, pero llena de sabrosas vitaminas, minerales y proteínas. ¡Qué buena pinta!

Bug Mac: ¿Te apetece una deliciosa hamburguesa? Este es tu plato… un poco atípico. Está rellena de insectos y no tiene nada de grasa. Contiene proteínas y es 100 % ecológica. 

Tasty Waste: Para dejar de desperdiciar comida se puede dar vida a partir de la que ya tenemos. Un riquísimo juego para padres e hijos, para no tirar nada y aprovecharlo todo.

Power Powder: Imagina poder comer una pequeña nube que sustituya cualquier comida. Un polvo realmente saludable… proteínas, carbohidratos, grasas insaturadas y todos los minerales y vitaminas. ¡Impresionante!

The Mighty Bean: Mmm… qué rico. Son baratos y sostenibles. Un juego como la muñeca rusa, donde los niños no dejarán de ir destapando uno a uno los nutritivos frijoles. 

El compromiso de los premios WIN WIN

Play Food from the Future se logra con el apoyo de la científica Ingrid Strid en la Universidad de Ciencias Agrarias del país sueco, y nace exclusivamente para WIN WIN, los premios de sostenibilidad. Unos galardones que se presentan desde el 2000 en Gotemburgo, cuya finalidad es desarrollar sinergias entre las posibilidades creativas que ofrecen los ecológicos y los ambientales.

Escrito por:carlasilla

Deja un comentario